viernes, 6 de noviembre de 2020

La situación actual del teatro en España tras la crisis del COVID-19

El sector cultural es uno de los sectores más afectados por la pandemia provocada por el COVID-19. El cine, el teatro, el circo, los museos y la música, entre otros muchos aspectos relacionados con la cultura, están sufriendo su peor momento.

En el artículo de hoy, hablaremos de la situación del teatro durante el confinamiento y tras el estado de alarma, comentando, además, las soluciones que aportan los expertos para reavivar el mundo del teatro y sus espectáculos.


La situación del teatro durante el confinamiento y las soluciones propuestas

El estado de alarma decretado en España en marzo de 2020, obligó cerrar a todos los teatros y espacios culturales del país, consiguiendo con ello la cancelación de obras y el desempleo de muchos artistas independientes. Las pérdidas económicas de estos cierres y de estas cancelaciones son abismales. Por ello, se han buscado soluciones para darle vida al teatro en nuestro país.


En este aspecto, se plantearon una serie de soluciones durante los meses de confinamiento relacionadas con el mundo digital:

Por un lado, las transmisiones en streaming de las obras de teatro. Esta es una de las soluciones más usadas en el mundo artístico, no sólo en el teatro, sino también en el cine y el circo.

 La utilización de plataformas en streaming para transmitir obras de teatro ha hecho que no caiga en olvido. Mantiene vivo el interés sobre este arte y incluye a los espectadores en la obra, igual que en el formato físico. Este último caso es el denominado espectáculo interactivo. En él, los artistas y actores hacen algo que el público propone a través de una encuesta o algún chat en la plataforma. Normalmente, se trata de alguna manualidad, pintura, una historia o una pequeña interpretación dentro de la obra.

Por otro lado, la elaboración de talleres. Realizar talleres con los espectadores mediante directos en redes sociales como Facebook o Instagram ha sido otra de las soluciones para mantener vivo el teatro y el contacto con los artistas que lo representan. Estos talleres han sido más frecuentes en el teatro infantil y en ellos se practicaba artes como la pintura, la magia o la música). 

Los talleres se graban en función a los gustos y los intereses del público, por lo que no son vídeos en directo, si no grabados. Esto permite la elaboración de video muchos más divertidos, dinámicos y de calidad mayor. En muchas ocasiones, es publicado por el ayuntamiento patrocinador de la obra teatral.


La situación del teatro tras el estado de alarma y sus soluciones

 

Una vez levantado el estado de alarma en España, el teatro se ha tenido que adaptar a todas las medidas de seguridad. La seguridad ha pasado a convertirse en un aspecto fundamental para que el teatro vuelva a resurgir. 

De esta manera, todos los teatros y las obras se deben adaptar a una norma de seguridad básica: el aforo limitado. Al ser espacios cerrados y con el fin de asegurar la distancia de seguridad entre espectadores, los teatros deben reducir su aforo. De esta manera, además de tranquilizar a los espectadores de que el teatro es un espacio seguro, se cumple con la normativa sanitaria.

Además, en cada teatro, se debe acudir con mascarilla y, en ellos, se provee a los espectadores de gel hidroalcohólico a la entrada y a la salida de la obra.

No obstante, las representaciones con un aforo limitado no aportan suficientes ingresos a la compañía, por lo que, se ha propuesto una serie de soluciones para, por un lado, obtener más beneficios, y, por otro lado, conseguir más espectadores.


En primer lugar, realizar representaciones teatrales más breves para poder realizarlas con más frecuencia. De esta manera, en lugar de hacer una obra de una hora de duración, adaptarla y hacer dos obras de treinta minutos. Así, se pueden alcanzar el mismo número de espectadores que antes de la pandemia.

En segundo lugar, otra solución para poder tener un aforo mayor es, realizar espectáculos al aire libre. Si las obras se realización en un espacio exterior, se pueden evitar las aglomeraciones de gente, limitando el aforo, pero siempre va a ser un aforo mayor que en un espacio cerrado. En estos casos, para mayor seguridad, se marcan en el suelo la zona donde se pueden colocar los espectadores y se hace uso de vallas.

Y, por último, la realización de festivales con artistas callejeros. Esto incluye también los pasacalles, que permiten a los espectadores disfrutar de la música y del teatro de la calle desde los balcones de sus casas o desde la calle, pero manteniendo la distancia de seguridad, ya que se encuentran al aire libre y con espacio suficiente para disfrutar del espectáculo. Esta opción es clave para que las personas no olviden lo que supone el teatro para muchos artistas de nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario