viernes, 16 de octubre de 2020

Consejos para superar con éxito una entrevista de trabajo

Las entrevistas de trabajo son uno de los aspectos que más preocupa a la sociedad. En los tiempos que corren, la preocupación por hacerlo bien y conseguir el puesto se incremente notablemente. Todo aquel que va a una entrevista quiere obtener el trabajo.



Por este motivo, en el artículo de hoy, vamos a comentar 5 consejos para superar una entrevista de trabajo con éxito.

1. Aprenderse el currículum

Aprenderse el currículum es uno de los consejos más importantes. El entrevistador va a preguntarte, con total seguridad, cuál ha sido tu vida laboral y te realizará preguntas como cuál ha sido tu último empleo, por qué duraste poco tiempo o por qué hace meses que no trabajas.


Ante ellas, se debe responder con naturalidad y de forma razonable, explicando de forma calmada los motivos de tales situaciones.

2. Investigar la empresa y el puesto de trabajo

Conocer en profundidad la empresa y el puesto de trabajo en el que vas a ser entrevistado es un aspecto que valoran mucho los entrevistados. Demuestra que eres una persona preparada e interesada con el puesto. Una persona que da importancia al trabajo y lucha por él.


Además, te sirve para saber si es realmente el trabajo que esperas o que deseas. En este aspecto, para encontrar la información más importante sobre la empresa, debes buscar varios datos. Entre ellos, el tipo de productos que venden o fabrican, los servicios que ofrecen, su mercado de venta, los proyectos realizan y cuáles han sido de éxito, y los datos financieros.


Las fuentes que te pueden ofrecer toda esta información la puedes encontrar en las redes sociales como Facebook, Twitter o Linkedin. Allí, también puedes encontrar a las personas que ocupan el puesto al que optas y asegurarte de las cualidades que tienen, para aplicarlas en ti mismo.

3. Prepararse para convencer

Convencer es una habilidad clave en toda entrevista de trabajo. En ellas, no solo tienes que mostrar el interés y la pasión por ese trabajo, si no convencer de que ese interés es real y que estás seguro de que es el puesto de tus sueños.


La clave está en tener un poder de convencimiento mayor al resto de candidatos. Demostrar, de forma consciente, que ese puesto es que estás buscando y te apasiona. Debes, además, convencer de que tu formación es idónea para el trabajo.

4. Practicar y ensayar la entrevista

Puede parecer una tontería, pero practicar la entrevista en tu casa es uno de los consejos que más sirven a las personas que van a hacer sus primeras entrevistas de trabajo. Ensayar la entrevista va a ser clave para no cometer errores cuando llegue el momento

De esta forma, son tres las cosas que debes hacer para practicar tu futura entrevista. 

En primer lugar, practicar las posibles preguntas y las posibles respuestas que el entrevistador pueda hacerte. Puedes contar con la ayuda de algún amigo o familiar y que sea él quién te pregunte. 

En segundo lugar, analizar tus fortalezas. Encontrar cuáles son tus puntos fuertes en el ámbito empresarial puede ayudar a explicar tu forma de trabajar y los éxitos que has obtenido en tu carrera profesional. Explicar tus fortalezas en las entrevistas hará que incremente el interés del entrevistador por ti. 

En tercer lugar, encontrar tus debilidades. En este caso, también es importante saber cuáles han sido tus fracasos. Si te preguntan, debes saber explicar como los afrontaste y los superaste. Así, convencerás al entrevistador de que puedes salir del bache tú solo.


Y, por último, plantear tus propias preguntas. Con esto se refiere a memorizar las preguntas que quieres realizar tú mismo en la entrevista. Debes apuntarlas para preguntarla en el momento adecuado. Tienen que ser, además, preguntas trabajadas, no información que ya te proporcionaba la oferta de empleo.

5. Comportarse correctamente

En este aspecto, conviene tener en cuenta una serie de consejos acerca del comportamiento en una entrevista. 

Entre ellos, vamos a comentar siete de ellos: 

  • Prestar atención a todas las preguntas y evitar los nervios. Olvidar la pregunta que te han realizado, demostrará que no estabas atento cuando te hablaban. 
  • Evitar distracciones con el entorno. Lo ideal es mantener contacto visual con el entrevistador y no mirar los objetos del despacho. En este sentido, demostrarás interés y entusiasmos sobre lo que te están contando. 
  • No interrumpir al entrevistador cuando está hablando. 
  • Utilizar el sentido del humor, en la medida justa. Es una buena forma de romper el hielo y crear un vínculo con el entrevistador. 
  • Ser sincero y honesto. Decir la verdad es un aspecto muy importante. 
  • Relacionar tus respuestas y poner ejemplos, de forma que el entrevistador vea tus capacidades y logros. 
  • Tener un lenguaje corporal relajado, teniendo una postura recta, sin cruzar los brazos y sin gesticular demasiado exagerado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario